viernes, 17 de junio de 2016

"La fortuna no siempre vuelve la espalda a quienes tienen el valor de luchar"

Sin Familia
Sans Famille
Hector Malot
1878






De aquí para allá, de allá para acá, resulta que me topé con la recomendación de leer "Sin Familia" de Hector Malot. El título como tal no evoca nada, sin embargo, es una historia que al menos la gente de mi edad conoce perfectamente.




Es la triste y conmovedora historia de Remi, el niño sin familia. Contado en primera persona a modo de autobiografía, Remi adulto nos cuenta cómo todo comienza en el pueblo francés Chavanon en la segunda mitad del siglo XIX, y cómo este niño de ocho años de edad es repudiado por su padre adoptivo y es alejado de su madre adoptiva en contra de su voluntad. Vendido a un artista callejero y alejado de la paz y tranquilidad de su madre.


Escrito en el contexto cultural de la Francia rural, maneja la visión que se tiene sobre los niños, el dinero y la pobreza. Sobre cómo los niños y los animales son usados como mano de obra según sea la voluntad del adulto con el que estén.


Todos recordamos a Remi, el niño que lloraba en cada capítulo del anime japonés que llenó nuestras tardes de infancia. Pero no, ese no es Remi realmente. Su historia nos ofrece más, mucho más.

“Sin Familia” es en esencia el vivir del humano común, que se tiene que convertir en adulto y dejar el hogar, que debe enfrentar el dolor, el hambre, las distintas maneras de ganarse la vida, el asumir los errores, el afrontar pérdidas.

Remi, siendo niño debe enfrentarse a esta realidad. Junto al Señor Vitalis, el hombre que lo compró a su padre adoptivo, aprende la sabiduría de la vida. Se enfrenta a la vida dura de los artistas callejeros, pero también su alma se sensibiliza con el arte y los conocimientos que le son instruídos  mientras recorre Francia con la compañía del Sr. Vitalis, compuesta por el travieso changuito Corazón alegre (Joli Coeur), y los perros Capi, Zerbino y la pequeña Dolce.

En ese camino duro, aprende el valor de la amistad y cómo debe sobre ponerse a la tristeza. El señor Vitalis es una gran fuente de educación, y le ofrece frases de aliento y sabiduría. Sobre la manera en la que ha educado a sus perros y Corazón alegre dice:

“Pocas cosas se obtienen con la brutalidad mientras que, con la dulzura se obtienen muchas, por no decir todas. En lo que a mí respecta, he logrado hacer de mis bestias lo que son ahora porque nunca me he enfadado con ellas. Si las hubiera pegado, serían temerosas, y el temor paraliza la inteligencia”

Sobre los valores del comportamiento, Vitalis le advierte a Remi:



“Nunca, hijo mío; la burla puede servir para reformar un carácter vicioso, pero dirigida a la
ignorancia es una prueba de la imbecilidad de quien la emplea”

"Comprende ahora, hijo mío, que la vida es con demasiada frecuencia una batalla en la que no puede hacerse lo que se quiere"

A través de diferentes vicisitudes, pérdidas de seres queridos en el camino, Remi, se hace de excelentes amigos y a pesar de ser un niño sin familia, tiene amistades tan entrañables, que se convierten en relaciones más unidas que aquellas que comparten lazos sanguíneos.

En este contexto, Malot puntualiza el hecho de que a pesar de que añoremos los lazos de sangre, si somos nobles, encontraremos hermanos del alma en el camino de la vida.

Tras una larga cadena de encuentros, desencuentros, accidentes, y recorriendo los caminos de Francia, Remi, nos recuerda nuestra propia vida, y cada experiencia como una estación, un episodio, que al terminar nos llevará a otro, hasta que la llama de nuestra vida se consuma.



"Sin Familia", es la crónica de un camino incierto, y cómo al final de este , a pesar de que estamos perdidos, la esperanza nos devolverá al hogar.

Un libro verdaderamente recomendable, en el que si bien se vive el drama a cada paso que nos cuenta el mismo Remi, podemos reconocer ese dolor que no lleva a la perdición ni a la desesperación, sino el dolor que lleva al crecimiento, a la sabiduría, el dolor que nos lleva a la felicidad.


La novela de Malot es un clásico juvenil en Francia y el mundo, áltamente recomendable a adolescentes  y adultos.

Me dió gusto haberlo leído, lloré mucho, pero también me llené de felicidad. Si estás dispuesto a vivir una vida entera en un instante, lee la historia extraordinaria de Remi y llénate de fe, emoción y esperanza.




Gabriela Amezcua 2016







jueves, 22 de enero de 2015

"... menos 100 y contando.."

El Fugitivo
The Running Man
Richard Bachman (Stephen King)
1982









Tengo pensamientos encontrados hacia este libro. Resulta que tiene dos valores muy grandes, y a mi parecer el más poderoso es que es la inspiración de los best sellers actuales, para ser precisos "Los Juegos del hambre".

El fugitivo o The running man como se le conoce en inglés fue también inspiración para aquella película ochentera en la que Arnold Shwarzenneger es sometido a un reality show donde tiene que librarse de una horda de acosadores que simplemente están ahí para asesinarlo.




El libro dista de ser como esa película, aunque en esencia mantiene la misma línea. El protagonista Ben Richards, es un hombre que vive en la miseria y se inscribe como participante del reality show llamado "El fugitivo", en el cual es enviado a las calles a prácticamente esconderse y huir de los "cazadores", quienes intentarán asesinarle, si logra pasar 30 días sin ser encontrado, tiene como promesa ganar una fortuna.


Aunque la historia parecía prometedora al principio, incluso impregnada con esa alta dosis de oscuridad a la que nos tiene acostumbrados Stephen King, no la supo manejar. Acaso la idea no estaba tan cláramente concebida, o hizo el libro con demasiada prisa, a mí me quedó debiendo.

Sin embargo, podemos justificar este libro, por la cantidad de elementos futuristas que nos ofrece: la televisión de realidad, el jugarse la vida por dinero y la sociedad decadente a la que nos enfrentamos día a día. Por otra parte, dado que fue escrito a principios de los ochentas, igualmente refleja la obsesión con el fenómeno televisivo, y cómo todo el mundo se sometía a este.

Un libro oscuro al principio, después, a mi parecer, no pudo consolidarlo bien. Si desean hacer un análisis de este, no está mal leerlo, sin embargo, de los libros de King, es el que menos me ha gustado.

Gabriela Amezcua 2015 

domingo, 18 de enero de 2015

"Una vez que te enredas con un mago, nunca sabes lo que va a ocurrir"

ROVERANDOM 
J.R.R Tolkien
1925/ 1998





Tal vez porque mi previa lectura fue tan dramática (ver entrada anterior), que necesitaba un poco de magia. Y quién mejor que el gran Tolkien para ofrecérmela, por eso me animé a leer Roverandom.

Este es un cuento sobre un perrito pequeño negro con blanco, que un mal día, o tal vez buen día, muerde a un brujo y recibe de este un hechizo que lo hace conocer la luna y el fondo del mar.

En medio de este mundo de fantasía, Tolkien es el verdadero mago, y nos convierte en niños a su lado, mostrándonos lo dulce que es la amistad y la ternura de los animales, cómo los sueños se hacen realidad si el deseo del corazón es sincero y puro.

Rover, el pequeño perrito se convierte en nuestro entrañable amigo, tal como lo fuera el perrito de juguete que el hijo de Tolkien perdiera cuando era niño, y para cuyo consuelo de la pérdida, su padre ideó esta bella historia.

A veces hay que leer los cuentos para niños y así recordar aquella esencia de dulzura e inocencia que el paso del tiempo arrasa en nuestras vidas.

Roverandom, un dulce tentempié  literario, cortesía del enormísimo Tolkien.

Gabriela Amezcua 2015 

lunes, 12 de enero de 2015

"Minas, gases, ametralladoras, granadas... Palabras simples que, sin embargo, encierran el horror del mundo"

SIN NOVEDAD EN EL FRENTE
Im Westen nichts Neues
Erich Maria Remarque (Erich Paul Remarke)
 1929




Siempre he dicho, que nadie como quien vivió en carne propia un acontecimiento, tiene potestad para contarlo. Este es el caso de Erich Paul Remarke, mejor conocido como Erich Maria Remarque, un veterano de las horribles trincheras.

Si de por sí la Primera Guerra Mundial es tan absurda en su esencia, en la cantidad de víctimas que provocó, en su naturaleza misma. Esa guerra que no hay entendimiento que la defina, porque es indefinible, porque no hay manera de cuadrar en la lógica una guerra tan infame.  
 
Esa es la esencia, la conclusión a la que Remarque nos conduce. "Sin Novedad en el Frente", tal como el título nos lo sugiere, nos habla de lo insulso de aquellos tiempos, de cómo fenecía una generación de hombres jóvenes, hermosos y buenos, toda su esencia, sus sueños, sus espíritus, para que al final del día fuera en vano, sin avance, no había beneficio, no había novedad en el frente.

Paul, el protagonista, alter ego de Remarque (que también se llama Paul), nos convierte en sus compañeros de trinchera, el fango, la sangre, las lágrimas. Cómo un campesino, un barbero, un carpintero, hombres sencillos, de afanes nobles y aspiraciones sencillas, se convertían en asesinos de su prójimo en contra de su fuero interno, cómo cada uno de ellos tiene alma, y al mismo tiempo pareciera que en conjunto a los ojos del mundo son deshechables.

Remarque nos muestra aquel ejército alemán, que al principio llegó al frente con sueños de grandeza, y cómo al final, sus cuerpos y almas quedaron mutilados, irreparables.

Hitler prohibió este libro ya que es un relato franco y sin rodeos de cuán inútil es la guerra, cuán absurdos son los deseos de grandeza de los pueblos si estos están fundados en la carne destrozada de su juventud.



Gabriela Amezcua 2014

jueves, 13 de noviembre de 2014

"Los grandes equipos se forman con gente normal, trabajando en forma extraordinaria"

Las montañas siguen allí
Pedro Algorta
2014

















Hace poco, de la nada, y digo de la nada porque así fue, me vino a la mente la Tragedia de los Andes, acaso porque en esta época del año por alguna razón me pongo meditativa con mi propia vida. En muchas ocasiones, esta historia me ha inspirado a muchos niveles, sobre todo por la extraordinaria manera en que el ser humano se aferra al don más preciado que posee, que es la vida.

Entonces, buscando aquí y allá me encontré con el libro de Pedro Algorta, uno de los supervivientes de esa tragedia tan adversa. Su título nos da la esencia del contenido "Las Montañas siguen allí", y a partir de ahí, nos lleva al interior de su crónica, de su historia, esa que vivió en carne propia junto a sus compañeros. En un acto de catarsis, Algorta nos abre su corazón, exhibe esos helados Andes que tenía escondidos en lo recóndito de su ser, y los comparte generosamente con todos los lectores.

Es impresionante cómo lo que hace la diferencia en todo lo que pasa a nuestro alrededor no son los sucesos, sino la manera en que los percibimos. La historia de los muchachos de los Andes es mundialmente conocida, todos la sabemos, sin embargo, la misma historia puede ser vista con diferentes sentimientos y puntos de vista.

Algorta nos entrega un relato franco, prolijo, directo, sin romanticismos, pero sí con emotividad, esa emotividad propia de una persona de innegable sencillez, sin pretenciones, sin egos innecesarios, porque nos aclara que cualquier persona puede aspirar a lo extraordinario, que ellos nada tuvieron de diferente al resto de la gente, sólo la vida los puso en esa circunstancia y lugar, y ahí, en automático salió a flote el instinto de supervivencia.



Esta historia en sí, es épica, sin embargo, a través de los ojos de Algorta, la vemos con un tinte diferente, una perspectiva práctica, una sencillez de corazón de aquel joven cuya lucha era sobrevivir un día a la vez.

Nos recuerda que cada persona tiene una montaña interna, unos gélidos Andes a cuestas, pero que no pasa nada, que la vida a pesar de eso puede ser lo mejor posible, y volvemos a lo mismo, la vida es buena o mala dependiendo de la perspectiva con la que se mire. Que a veces aunque llevemos un bagaje incrustado en el corazón y la mente, nuestros actos pueden llevarnos a vivir una vida que valga la pena ser vivida.

Un relato conmovedor, franco, valioso, un libro imperdible, y una joya, ya que el autor deja un pedazo de su corazón en él y como lector, al recibirlo, reconoces su valor con amplia admiración y respeto.

Gabriela Amezcua
2014